Ferrero melodiceperez

2014-12-08-15-18-27_deco
     La verdad que esta receta me gustaría haberla guardado para el libro, si, el libro que estoy escribiendo de recetas. Ah!!! Que tu no lo sabias? Pues si, estoy escribiendo un libro con recetas del blog, y en el cual incluiré alguna receta que no aparecerá en el blog, con el fin de premiar a aquellos que lo compren, y esta receta merecía ser una de ellas.
 
     Si tenemos tiempo y ganas en estas fechas, podrían hacerlos e invitar el 31 a sus familiares y amigos con los que celebren el fin de año, y quedar tan divinos como la mismísima Isabel Preysler jejeje. 
     Sigue leyendo la receta y entérate de cómo hacer esta maravilla para el paladar.
 


     Si a alguien debo darle las gracias es a Davinia, esa mujer que hace mis entrenamientos con ella sean exageradamente cortos por su gracia. Aunque gracia no tuvo ninguna cuando me retó a semejante reto. Imagínense mi cara, y mi posterior contestación, “ jod.. Davinia, te pasaste “ jajaja, y en ese momento ni me pasó por la cabeza ponerme con el. Pero como soy un matraquillento, empecé a darle vueltas y al final me dije, “ bueno, como ella es una amante enfermiza del chocolate y si ese chocolate contiene algo de avellana, más, voy a intentar hacer una “ bola “ con sabor chocolate y avellana, no será, un Ferrero en cuanto a sabor pero si lo intentaré en cuanto a forma” y mi cabeza empezó a maquinar.
     Les voy a decir, que yo he sido el primer sorprendido del resultado final y aunque no es clavao a un Ferrero, se lo he dado a probar a gente sin decirle lo que pretendía hacer y tras probarlo me han llegado a decir eso, que sabe como a Ferrero. Incluso le pedí a Davinia que se comiera el suyo delante de mi, para poder verle la cara y su gesto, uno más de los mil que tiene. 
     Antes de nada, debo decir  2 cosas, primero que la receta es algo laboriosa, a diferencia de las que suelo colgar, pero en mi defensa diré que no es culpa mía ya que yo solo me limito a cumplir los deseos y en este caso el deseo de Davinia. Y segundo, que extraño en mi y en mis recetas, vamos a usar un poco de chocolate para ella, si, has leído bien, chocolate con leche normal de el de toda la vida. El recubrimiento exterior no lo he podido hacer con otra cosa, pues con proteína quedaba muy pegajoso, y no termina de solidificar, pero en defensa de la receta debo decir, que quitaremos todo lo que podamos para hacer una capa fina y que nuestro postre y momento no nos torture en nuestra conciencia.
     Los ingredientes que vamos a necesitar para la receta son los siguientes.
INGREDIENTES PARA EL INTERIOR DEL FERRERO:
 
·         500 g de queso fresco batido 0%
·         2 yemas
·         80 g de proteína de yogur marca Zendu
·         1 Cucharada sopera de edulcorante liquido
·         2 Cucharadas soperas de sirope de caramelo Walden Farm*
·         Palillos de madera, palos de chupachups o cakepops
·         Film transparente
 
 
INGREDIENTES PARA LA PRIMERA CAPA DE FERRERO:
 
·         500 ml de leche desnatada
·         1 Cucharada de postre de bicarbonato
·         1 Cucharada sopera de esencia de vainilla
·         2 Cucharadas soperas de edulcorante liquido
·         1 Cucharada sopera de maicena
·         Almendras en taquitos
·         Salvado de avena crujiente de la marca Dukan
INGREDIENTES PARA LA CAPA EXTERIOR DEL FERRERO:
 
·         2 Tabletas de chocolate con leche
·         Un poco de esencia de avellana ( también usé de la marca Dukan, pero en el mercado hay de otras marcas y también nos pueden servir )
     Empecemos con el lio, lo primero que debemos hacer es desuerar el queso.
     El método de desuerado se explica en la receta que puedes encontrar también en el blog, y se llama… crema de queso para untar.
     Pero para que no estés buscando lo explico aquí y si no has visto esa receta, ya te pasas en otro momento.
 
     El método de desuerado no es otro que coger un recipiente llamémosle tuper, y cubrirlo con un paño limpio, yo uso los de microfibra, que a su vez agarraremos con una goma elástica, para luego con la ayuda de la mano hundir un poco el paño hacia el interior del tuper con el fin de crear un “pozo” donde dejar reposando nuestro queso fresco batido 0% o requesón, durante al menos 8 horas, con el fin de que suelte todo el suero y se nos quede una masa mas dura y consistente. Una vez hecho esto, y ya pasadas esas 8 horas mínimo, pondremos el queso en un recipiente, en el cual incorporamos también, las yemas y la sacarina, para batir con una batidora de varillas hasta su perfecta mezcla, una vez hecho esto incorporamos la proteína y volvemos a batir hasta mezclar bien, y como último paso, añadiremos el sirope. Pero ahora removeremos con la ayuda de la cuchara, NO dejando que se mezcle del todo, sino, dejando un poco de sirope “entero” por zonas de la crema. Una vez terminado, llevamos al congelador.
     En este punto podemos hacer 2 cosas, si pretendemos seguir con la receta en este instante, debemos esperar a que sin llegar a congelarse, se haya enfriado lo suficiente como para que podamos trabajar con ella, y nos deje hacer las bolas, que una vez hechas y puestas a reposar en un plato no se deformen en exceso por no estar lo suficientemente frias.
     Si pretendes seguir en otro momento, como fue mi caso, lo dejé congelar, y cuando me quise poner manos a la obra lo saque del congelador horas antes, y lo pase a la nevera hasta ver que llegaba al punto donde yo creía que me iba a dejar trabajar bien.
INTERIOR DEL FERRERO:
     Llegados a este punto cogeremos la crema de la nevera, los palillos, y el film transparente para hacer lo siguiente. Extenderemos un poco de film transparente sobre la encimera de la cocina, con una cuchara pondremos un poco de crema sobre el film ( debemos poner poco, porque con las capas nos irá  haciendo el Ferrero más grande y después les pasará como a mi, que parecían balones de futbol jajajaja ), cortaremos el film e iremos doblando hasta dejar la mezcla en el centro y crear una bola, cortamos el sobrante del film, e introducimos el palillo o palo de chupachups, ( yo prefiero esta segunda opción, por una cosa que al final aclarare ), y dejamos reposar boca abajo sobre un plato. Una vez hechas todas las bolas las llevamos al congelador.
 
NOTA: Si vas a hacer muchas de golpe, ve introduciendo en el congelador por tandas para que no se te descongelen en lo que terminas con el resto.
PRIMERA CAPA DEL FERRERO:
     Para la primera capa de Ferrero lo que debemos hacer es lo siguiente. Poner en un recipiente el salvado de avena crujiente y los tacos de almendra, mezclar y reservar.
     Con el resto de ingredientes vamos a hacer el caramelo, ( también tienen como hacerlo en otras recetas ), pondremos en un calentador o caldero pequeño 450 ml de leche, y la esencia de vainilla, removemos, llevamos a ebullición y luego bajaremos el fuego a la mitad. En un vaso añadimos los 50 ml restantes de leche, la cucharada de maicena y la de sacarina, removemos bien hasta su completa disolución e incorporamos al caldero. Ahora será cuestión de paciencia e ir removiendo muy frecuentemente para que no se nos peque en el fondo. Podemos usar la ayuda de unos boliches/canicas, para facilitarnos esto, pero aun así debemos remover con mucha frecuencia y arrastrar lo que usemos para remover por el fondo. Este proceso nos llevara aproximadamente 30’, donde durante el tiempo que dure, vemos como la leche puede crecer para intentar salir del caldero, y a lo que nosotros podemos combatir retirándolo del mismo, esto también nos ayuda a evitar que se nos pegue en el fondo ya que el calor del fuego atrae la mezcla al fondo para eso mismo, pegarse.
     Una vez hecho el caramelo, lo dejaremos enfriar un poco. Cogeremos nuestros bolitas proyectos de Ferrero y una a una, meteremos en el caramelo, sacaremos, le daremos unos golpitos para retirar el caramelo sobrante y pasaremos al recipiente donde teníamos la mezcla de salvado de avena crujiente y los tacos de almendra para rebozarlos, y luego los volveremos a dejar en un plato o recipiente boca abajo, para una vez terminado, llevarlos de nuevo al congelador.
     Lo mismo que advertí antes, por tandas mejor para no dejar que el calor del caramelo los descongele.
CAPA EXTERNA Y ULTIMA DEL FERRERO:
     Cogeremos el chocolate y partiéndolo lo iremos introduciendo en un vaso o recipiente, una vez lleno lo llevamos al microondas y a media temperatura lo ponemos 1’, sacamos y movemos un poco con el fin de ver si ha empezado a derretirse, luego iremos haciendo el mismo proceso pero en vez de 1’, le vamos a ir dando fracciones de 15”, donde cada vez que pasen esos 15” sacaremos del microondas y moveremos para ayudar a que se derritan los trocitos. Una vez derretido añadimos un chorrito de esencia de avellana. Como algunas de estas esencias suelen venir con alguna base de agua, puede que se nos creen unas virutas, pero, remover bien o poner otros 15” en el microondas y desaparecerán. Ojo!!! Por mucho calor que le demos no quiere decir que vaya a quedar liquido total, si nos pasamos con el calor o el tiempo, puede fastidiarnos el chocolate.
     Una vez el chocolate en su punto será el momento de sacar los Ferrero del congelador para uno a uno introducir, y al sacarlo del chocolate, golpear con el palo en el borde con el fin de que suelte todo el chocolate sobrante y nos quede una capa bien fina.
      Ahora será cuestión de no ponerlos boca abajo, pues el chocolate se nos pegaría en el plato, debemos tener algo que nos permita mantener por el palo y la bola quede en el aire. Yo usé un colador de plástico que tengo y fui pinchando las bolas, pero puedes usar una caja de carton, o corcho, o lo que se te ocurra.
     Si te las vas a comer en un par de dias, puedes conservarlas sin problema en la nevera, si quieres tener reservas y conservarlas mas tiempo, al congelador.
     Listo, una receta un tanto laboriosa, pero que seguro que hará las delicias en cualquier paladar. 
 
     Aqui les dejo un video-tutorial que puede aclarar alguna duda de la receta.

 

Acerca del autor

 

Deja un comentario

Se el primero en comentar “Ferrero melodiceperez”


*