LOS BENEFICIOS DE LA AVENA

Los Beneficios de la avena para la salud. Fuente de fibra  y beta-glucanos un componente eficaz para reducir el colesterol.
La avena  es uno de los cereales más completos y saludables. Tomar avena en desayunos o meriendas es una sana costumbre. La avena aporta energía,  vitaminas como  vitamina E, B5  B6, y minerales como el manganeso, selenio, cobre, hierro.
La avena, contiene aminoácidos esenciales para el desarrollo de los niños, como lo son la La Leusina, Isoleusina y Treonina, los cuales en conjunto con otro aminoácido llamado Metionina  ayudan a eliminar el colesterol malo (LDL) y estimulan al hígado a producir más lecitina que ayuda a depurar compuestos pesados del organismo.
Para aprovechar todas estas cualidades de este cereal, basta con incluirla regularmente en la dieta alimenticia. El modo más fácil de hacerlo, es incorporarla en las comidas en forma de copos. 100 gramos de avena cubren el 40% de las necesidades diarias de vitamina B1. Esta vitamina es esencial para el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Sin embargo, según avalan los expertos es una de las más deficitarias de la población occidental.
Proteínas. Los copos de avena tienen seis de los ocho aminoácidos esenciales. Si se compara con el trigo, que contiene sólo uno, o la cebada y el centeno que no tienen ni uno, se puede ver la importancia de incluir este cereal en la dieta alimentaria.
Grasas. La avena contiene grasas insaturadas y ácido linoleico. Estas grasas, a diferencia de las de origen animal, son saludables y necesarias en la dieta.
Hidratos de carbono. Los carbohidratos que aporta este cereal, proporcionan energía durante mucho tiempo. De este modo se evita la sensación de desmayo que se produce por la bajada de glucosa, cuando el cuerpo reclama más alimento.
Vitaminas y minerales. Entre todos los cereales, la avena es el que más vitaminas y minerales concentrados tiene. Vitaminas, E, B1, B2 y minerales como el calcio, hierro, zinc, fósforo y magnesio están presentes en grandes cantidades.
Fibra. También posee fibra que, aunque desde el punto de vista nutritivo, resulta menos interesante, ayuda a la buena digestión y a reducir el colesterol.
Betaglucanos. Estos componentes absorben el colesterol y los ácidos biliares del intestino, evitando que los compuestos nocivos pasen al organismo. También ayudan a eliminarlos de forma natural.
Fuente de energía.
Es un alimento ideal para personas que sufren gran desgaste físico por su actividad, como los deportistas, y para todas aquellas que se sientan cansadas, sin fuerza, con sensación de sueño permanente o con estrés.
Cuida la línea.
La avena no engorda evidentemente en su justa medida como sabemos todo en exceso es malo. Al contener fibra, esta actúa como regulador metabólico. Es un alimento saciante que ayuda a regular la sensación de apetito, ya que aporta energía durante largo tiempo. Además, es diurética por lo que ayuda a reducir la acumulación de líquido en el cuerpo.
Buena para el estómago.
Es un buen medicamento para los trastornos digestivos; sensación de llenura, ardor de estómago, estreñimiento o diarreas. Su fibra ayuda el tránsito intestinal y los betaglucanos forman una capa fina en el intestino, que lo protege.
Frena el colesterol.
El ácido linoleico y la fibra que posee, hace que el colesterol no pase al intestino. De este modo, se protege al organismo contra la arteriosclerosis, la hipertensión y el infarto.
Contra la diabetes.
La avena baja los niveles de azúcar en sangre. Esto hace que sea un cereal muy eficaz en tratamientos de diabetes no insulínicas.
Buena para el embarazo.
Durante el embarazo ayuda al desarrollo del feto y durante la lactancia favorece la producción de leche materna, además de aportar cantidad de vitaminas y minerales a la misma.

Acerca del autor

 

Deja un comentario

Se el primero en comentar “LOS BENEFICIOS DE LA AVENA”


*