Pollo al limón

2015-04-26-09-59-16_deco

TODO EL MUNDO QUIETO!!!! QUE SE PARE EL MUNDO!!! HA LLEGADO……LA RECETA. 

Como es posible que a veces lo mas sencillo pueda ser lo que mas nos sorprenda. Debo confesar que esta receta me tiene enamorado, y que si has sido de los afortunados en realizar la receta de pollo agridulce o pollo con almendras, esta receta te gustará mucho. 

2015-04-26-09-59-16_deco

 

Una vez hecha la receta puede recordar un poco al pollo al limón de algún restaurante chino. Lo que me gustó de la receta además de su sabor es que el pollo quedó muy tierno. Solo la he probado recién hecho, no lo he puesto en tuper y me lo he llevado a cuestas como suelo hacer diariamente, osea que solo me falta probar eso pero de estar igual de jugoso, va a ser la receta estrella de muchos de nosotros los que cargamos con la comida a cuestas. 

La única pega, por ponerle una, es que para que quede bien jugoso hay que dejarlo macerando mínimo 4 horas, pero nosotros que somos precavidos y nos encanta premiarnos con estas coitas, lo vamos a tener en cuenta para darnos un pequeño homenaje. 

Los ingredientes que vamos a necesitar para la receta son los siguientes.

 

INGREDIENTES:

  • Pechuga de pollo ( tantas como necesitemos )
  • 2 limones
  • 5 cucharadas soperas de agua
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
  • tomillo en rama
  • 1 cucharada de postre de edulcorante liquido
  • 1 cucharada de postre de maicena

Lo primero que debemos hacer es cortar las pechugas en tacos o en tiras, como se prefiera, posteriormente salpimentamos y dejamos reposar 30 minutos.

En un recipiente, introducimos el jugo de los 2 limones, las 5 cucharadas de agua, las 2 cucharadas soperas de vinagre de vino blanco,  las hojas de laurel, la cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra y mezclamos todo, yo utilizo un Shaker de estos que se utilizan para hacer los batidos manualmente en el gimnasio.

 

En un recipiente con tapa tipo tuper, o que podamos cerrar con film transparente después, añadimos un poco de este jugo en su fondo, para posteriormente cubrir el fondo con los trozos de pechuga, dejamos hueco para poner ahora el tomillo en rama, y volvemos a verter otro poco de jugo por encima para seguir poniendo capas de pollo, también le buscamos hueco entre el pollo a las hojas de laurel, y así sucesivamente hasta completar. Si se nos hace poco el jugo, haremos mas, pero, a mi me da perfectamente para 3 o 4 pechugas.

Tapamos con su tapa o en su defecto con film transparente y llevamos a la nevera mínimo esas 4 horas que antes les decía. Si son madrugadores como yo, pues lo puedes hacer desde tempranito y así a mediodía estará mas que en su punto. Incluso lo podríamos hacer la noche anterior.

COCINAR

En una sarten pondremos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y calentamos hasta que tenga muy buena temperatura, en este momento añadimos las pechugas sin el jugo, pues necesitamos el mismo para el toque final. 

Si no nos cabe todo el pollo de una sola vez, los vamos haciendo por parte, sacando los que estén hechos para añadir otra remesa. 

Una vez todos hechos, llevaremos el jugo que nos queda en el tuper a un vaso, donde añadiremos la cucharada de postre de sacarina y la de maicena, y removemos hasta que la maicena se diluya por completo. 

Volvemos a introducir otra vez el pollo en el sarten, esta vez todo de una sola vez, y cuando el sarten haya cogido calor introducimos el jugo, removiendo desde el fondo, donde sería aconsejable usar una espátula de madera o silicóna. 

Veremos como se va haciendo como una textura ” caramelizada”, y listo. ummmm se me hace la boca agua jejejeje. 

2015-04-26-09-51-06_deco 2015-04-26-09-51-44_deco 2015-04-26-09-59-16_deco

 

DETALLES QUE PODEMOS TENER EN CUENTA PARA VARIAR LA RECETA: 

Si no tenemos el tomillo en rama, o incluso teniéndolo, podemos añadir mas tomillo en especias, a la mezcla.

Puedes probar también al final, cuando ya vayamos a hacer la mezcla de sacarina y maicena con el jugo, a añadirle una cucharada sopera de soja. 

Evidentemente que como en el pollo agridulce, si se nos “cae” un par de almendras ya sería de locos jejejeje. 

Otra opción con la que ganaríamos sabor, textura y algo de calorías, sería una vez sacamos el pollo del jugo para introducirlo en la sarten, pasarlo primero por harina, con lo que nos quedaría al finalizar algo más crujiente.

 

Bueno chicos, espero que esta receta les guste tanto como a mi, y espero vuestras fotos con la muestra de que la han probado y le dan su aprobado, así les animo a todos, pero como siempre esperaré las fotos de Mario, Auxi, Dario, Dani, Tom, y todo aquel que quiera. 

 

Un abrazo y hasta pronto. 

 

POSDATA: aprovechando la temporada de fresas, la semana que viene me da que toca TARTA DE CHOCOLATE BLANCO Y FRESA. hay dios mio!!!!

 


Acerca del autor

 

Deja un comentario

Se el primero en comentar “Pollo al limón”


*