Spartan Race Barcelona 2016

20161008_184910_hdr

Buenas tardes, esto es algo más especifico y más detallado de lo que ya han podido ver por las redes, pues tanto en Instagram como en Facebook ya han podido ver un adelanto de lo que en esta carrera viví. Pero si en la de Madrid, me detuve a escribir un articulo sobre ella, porque no lo iba a hacer sobre esta. 

Puedo entender que al no vivirla con nosotros la sensación a la hora de leer estas lineas no sea la misma que la que pueda tener yo o cualquiera de las otras personas que me acompañaron pero les prometo que intentaré que lo vivan como si allí estuvieran. 

20161008_184910_hdr

Para entender un poco esta carrera, nos tenemos que remontar a Mayo, donde terminabamos la Spartan de Madrid y tras el subidón del grupo, nos comprometiamos a volver a repetir experiencia. 

según fue pasando el tiempo, fueron añadiendose participantes a nuestro grupo, pero llegando la fecha final, hubieron otros tantos que se bajaron de la aventura. Donde ibamos a hacer un grupo de 25 personas al final quedamos tan solo 14, pero ellos se lo perdieron porque sinceramente lo que mas hicimos fue reirnos y pasarlo bien. 

Contar anécdotas puedo contar unas cuantas, y creo que eso es lo que hace muchos de los viajes especiales, el recuerdo de esas anécdotas que recordandolas te sacan la sonrisa. 

SABADO:

Para empezar el primer día una buena parte del grupo corría la Bestial, con ese nombre se denomina la carrera de mayor distancia de la Spartan. Donde te advierten que tiene un mínimo de 21km y este año no defraudo con sus 25 y duros kilómetros. 

Saliendo con tiempo suficiente de llegar, recoger dorsales y prepararnos para la carrera, nos equivocamos de ruta y donde debíamos de recorrer 70 kilómetros para llegar, recorrimos 200, ahí tienen la primera anécdota. De llegar con tiempo de sobra, llegamos a toda prisa por que no se nos hiciera tarde para salir a correr. 

En esta ocasión y gracias a la organización de la Spartan Race, que sin cumplir con los requisitos de inscribirnos como grupo de 25, accedió a ello, facilitandonos mucho la recogida de dorsales etcetc. 

Sin tiempo para más, salimos, Minerva, Belinda, Jenny, Huley, Samuel, Victor, Baudilio, Jonay, Dani y yo, por cierto, me detengo para felicitar a nuestro compañero Baudilio que sin salir en la tanda Elite con lo que conlleva encontrarte a mucha gente en los obstáculos y tener que frenar, quedo en un meritorio puesto 15.

Yo recuerdo esta carrera tan dura como la que en su momento hice en 2014, con la diferencia que en aquella ocasión corrí sin clientes y en esta los acompañaba a ellos. Es una carrera larga y dura y costar siempre va a costar, pero quizás en aquella ocasión terminé mucho peor porque lleve mi cuerpo más al limite. 

El grupo se separó, pues en el había gente más preparada que otra, como ejemplo el que puse de Baudilio. Lo que hacía que cuando iban llegando y comentaban lo dura que era la carrera los que allí esperaban se iban poniendo nerviosos al ver que el grupo mas atrasado no llegaba. 

Cuando nos vieron aparecer suspiraban, ha algunas como a mi mujer se le saltaban las lagrimas de los nervios, de vernos llegar, de la cara de sufrimiento y de todo un poco. 

Pasados los últimos obstáculos pasamos la barrera de fuego final cogidos de la mano, y nos fundimos en un abrazo, como premio a lo que habíamos conseguido. 

Los dolores en los cuadriceps, rodillas y tobillos pasaban factura a una dura carrera. 

img-20161009-wa0016 img-20161009-wa0063

DOMINGO:

El domingo con la lección aprendida llegábamos por el camino corto, sin prisas pero sin pausas. Una de las cosas que debo decir me salió bien fue poner la tanda de salida a las 13:45 última del día de la carrera de 5km ( 7km oficiales ) pues eso nos daba más tiempo para descansar a Belinda y a mi, que repetíamos ese día con el resto del grupo.

Cristina, Dara, Vanessa, eran las valientes que corrían ese día junto a Belinda y a mi. 

El toque de humor del día lo iba a poner Dara, que desde el primer obstáculo ya hizo de las suyas, intentando un salto esperpentico que ni aún queriendo repetirlo lo haría. 

La carrera surgió sin contratiempos y a un ritmo que sinceramente Belinda y yo agradecíamos después de la paliza del día anterior, pero ella ( la carrera de 25km ) hizo mella y el Psoas de Belinda y mis antebrazos nos daban señales de auxilio. 

Llegando a la recta final donde se encuentran 3 o 4 obstáculos seguidos, nos mirábamos y nos reíamos de la cara de destrozados que llevábamos. Era más reír por no llorar que reír por reír.

Aquí la muestra de que ayudabamos y de nuestras risas por no llorar
img-20161009-wa0187 img-20161009-wa0214 img-20161010-wa0012 img-20161010-wa0027 img-20161010-wa0088

Después de estos obstáculos se repetía la historia. Cruzábamos la meta, abrazos, besos y alegría para estas espartanas. 

img-20161011-wa0109 img-20161011-wa0111

Y colorín colorado esta Spartan Race se a acabado. 

Pero permitirme decir una cosa, debo agradecer a mi mujer la paciencia y pedirle disculpas por quitarle del tiempo que tiene para estar conmigo y dedicarlo a este tipo de viaje donde antes y durante sacrifico su compañía por el bien del grupo, porque todos estén contentos y porque no haya ningún contratiempo que pueda ocasionar mal estar en ninguno de los participantes, inscripciones, correos, embarques, check-in, y un largo etcetera. El cual solo se define en tiempo invertido para que viajes como este valgan la pena. 

Gracias a Dara, Vanessa, Jenny, Belinda, Huley, Minerva, Idaira, Dani, Jonay, Baudilio, Samuel, Victor, y como no Cristina. 

GRACIAS POR HACERMELO FACIL!!!

img-20161009-wa0134-1


Acerca del autor

 

Deja un comentario

Se el primero en comentar “Spartan Race Barcelona 2016”


*